Mater

Rosa Vanessa Otero, artefactosonoro, 2008

(1)

Suavidad y blandura

por mi mano acariciadas,

la terneza sostenida

tanto en calma como en goce.

Salvados del tumulto

y la rudeza cotidiana,

lejos de la asechanza

ciudadana de la muerte;

protegidos de su roce

funcional y organizado

a puro ignorar el todo

y reparar en el detalle:

tu humanidad brevísima

ensanchándose de luz,

atemporal ahora

cuando hoy es siempre.

              

undefined

Kairós

Pasó por mí corriendo como un rayo

su látigo de hermosura.

Fue grano de mostaza que en mi cuerpo

al crecer arbolearía.

Como el amor pasó, corriendo

en kairós de sangre profunda

que tras su partida dejaba

en mi cansancio el deseo

más redondo en el que he sido.

                      La vida besa que duele

                      besa y acusa una herida

                      que castiga con sus mieles

                      vida que besa y olvida.

                    Porque sólo un germen guarda

                     del amor las decisiones

                    cual amor pasó corriendo

                   en fugacidad perdida.

Por mí pasó corriendo como un rayo.