To muddy death

to-muddy-death

1. De Los poemas de la abyecta

La guerrera  empuñó su angustia
como única cosa que le pertenecía
y se partió los dedos. De pronto,
le creció en el puño una piedra.
Con dificultad abrió la mano,
la dejó vacía. Desposeída
de cuanto tuvo por conquistado
se supo dueña de ningún reino,
basura lo que amó hasta la abyección;
libre y sola, cabalgando su potro indócil
por riscos de pensamientos inanes y aturdidores,
levantó su diestra exhibiendo
para ejército ninguno,  con más orgullo
que a una espada bien bruñida
su palma rota.

2. El jardín  

Si una mujer cuida un jardín,
allí su tiempo se consuma.
Hacer crecer la soledad
por que florezca, breve,
una fuga bienvenida:
un jardín, aunque pequeño,
es ganancia de ternura,
cernimiento del afecto,
templo del ocio,
altar del silencio
donde no se sacrifica
más primicia que el deber.
La siembra que florece
es un premio a la locura,
si entre sombras untuosas
animalitos del ser
esconden su memoria
y en las gotas que mi mano
coloca sobre cada hoja
deposito, uno a uno,
los signos que deletrean
mi extraña enfermedad
de mística desdeñosa.
Mientras al tallo desnudo
quede una exigua raíz sujeta
sabré que me es posible
refundar la dicha.

3. Piedra de Sísifo 

El respiro bien vale la subida.
La sangre se agolpa febril en la cabeza;
poco importa más que ese latido
mientras dura la esperanza;
mi deseo casi me vence que me aplasta,
mas lo llevo a empellones de res brava,
por mucho que mis miembros
no soporten el peso y yo lo sepa.
En este sólo movimiento, idéntico,
repetido, predecible, aletargo
el tiempo que no me cuenta;
hay quien vive para ver,
desde arriba, la totalidad circundante
y sentirse fuerte de raza,                                                                                                                       vencedor invicto;
mas yo no subo para alcanzar la cima,
yo empujo mi carga ejercitando
mi corazón para su gran estallido.

 

Sales at/Disponible en:

To muddy death, Rosa Vanessa Otero

Instituto de Cultura Puertorriqueña 2013

Premio Nacional de Poesía ICP 2011

(c) Rosa Vanessa Otero, todos los derechos reservados