Treparse no es montarla: Tacas de Ángela María Valentín

Por Rosa Vanessa Otero (Reseña)

Desde que publicó su primer libro, Ideas Inconclusas (2011), Ángela María Valentín amenazaba con empezar a esgrimir  “las palabras filosas”.  Últimamente, pocos objetos de uso diario son más filosos que unas tacas. Y así se titula el segundo poemario de esta mayagüezana que, entre la nocturnidad de su oficio como violinista y cantante profesional, el marido y cuatro partos y crianzas, se las arregló para completar su doctorado en literatura, mantener su precario espacio como docente en el Recinto Universitario de Mayagüez y empezar a publicar sus primeros poemas.  Si esto no es andar de puntas, díganme qué es. No importa la altura del zapato que se calce, o la condición del pavimento que se pise, la caminata no es fácil ni segura para la nueva generación de profesores universitarios de la que esta autora emergente forma parte.

tacas-portada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s